Luis Marcó del Pont

 

Nació en San Rafael, Mendoza, en 1938, participó en la defensa de la enseñanza laica, fundó el periódico estudiantil “Nuestras Ideas” y el progresista “Ateneo y Biblioteca Lisandro de la Torre”, foro de polémicas estudiantiles y sociales. En Córdoba fue uno de los líderes universitarios en la década de los ’60, delegado del Centro de Estudiantes de Derecho a la Federación Universitaria de Córdoba (F.U.C.) y Consejero en la Facultad de Derecho y Consiliario del Consejo Superior de la Universidad, por voto de los estudiantes.

Presentó mas de un centenar de proyectos, actuando en memorables debates y su destacada labor fue reconocida por partidarios y adversarios. Fue delegado por la F.U.C. a los Congreso de la Federación Universitaria Argentina (F.U.A.) Recibido de abogado y doctor en Derecho y Ciencias Sociales, fue consecuente con sus ideas, defendiendo a centenares de estudiantes y dirigentes obreros detenidos por luchar contra las dictaduras militares. Esto le valió la cárcel como preso político y más tarde obligado al duro camino del exilio en México, durante diez años. En ese país, es designado en importantes cargos docentes y de investigador en sus universidades y en otras de América Latina y Europa. Estudioso del Movimiento de la Reforma Universitaria, ha estado ligado siempre al movimiento estudiantil. Ejerció el periodismo y fue profesor en las Universidades de Córdoba, Buenos Aires y Mendoza, dentro del país, y en cursos de postgrado en las de México y Venezuela. Investigador, fue Director del Centro de Investigaciones de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba, y el Centro de estudios criminológicos José Ingenieros. Fue autor de proyectos, director de otros y cuenta con 15 libros escritos por los que recibió diversos premios.