Jorge “Nilo” Neder

 

Nació el 11 de mayo de 1939 en Santiago del Estero. Se recibió de médico cirujano en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Además fue periodista y político. Como dirigente estudiantil fue miembro fundador de la Unión Reformista Franja Morada. Tuvo un amplio desempeño en la vida política e institucional de la UNC) siendo Consejero Federal de Franja Morada y Miembro del Consejo Superior, secretario General del Partido Reformista de la Facultad de Medicina, delegado de la Federación Universitaria de Córdoba, Secretario General durante la normalización democrática.

En la vida política partidaria como militante y dirigente de la Unión Cívica Radical siendo secretario del Comité de Circuito de la Seccional 3ra (Córdoba), secretario del Comité Central de la Provincia de Córdoba, miembro de la Junta de Acción Política, Senador Provincial por Capital en el período 1985/89 y reelecto por el período 1989/93, presidente del Comité Capital 1987/89, primer Convencional nacional por Córdoba de la Honorable Convención de la U.C.R. 1992/94, presidente Provisional del Senado de la Provincia de Córdoba 1991/93, diputado Nacional por Córdoba 1993/97 Satisfecho de no haber manchado nunca las banderas por las que vivió, sostenía que al cumplir treinta años había cumplido con su misión como estudiante, luchando por los compañeros que no tenían holgura en sus economías personales para acceder a la Universidad. Había cumplido consigo mismo al luchar contra los soberbios que atropellaban contra los derechos de los estudiantes.
Que al llegar a los cuarenta había encontrado la manera de contribuir a la causa popular con los mismos principios con que se entregaba en la época de estudiante. Que al cumplir los cincuenta había podido aportar al pueblo de Córdoba lo que él le había encomendado, habiendo logrado aportar a la lucha por la recuperación y ejercicio de los principios de la Reforma Universitaria en la UNC.

“Nilo” nos demostró a través de su vida que se puede vivir sin claudicaciones y con los principios intactos, con una clara demostración de honestidad y lucidez en el paso por la función pública, sirviendo a la causa del pueblo. Falleció el 15 de octubre de 1999.