Víctor Raúl Haya de la Torre

Nació en la ciudad de Trujillo en el norte del Perú un 22 de febrero de 1895. Desde muy joven mostró inquietud por la problemática social, así desde estudiante asumió el rol de dirigente. Más tarde ya universitario su inclinación intelectual lo lleva a formar parte del legendario grupo La Bohemia, donde entonces destacaba César Vallejo. El poeta cultivó entrañable amistad con el joven Haya. Más tarde, le tocaría justamente al gran poeta vaticinar el destino de Haya de la Torre, “yo profeta brindo por este pichón de cóndor, yo profeta, anuncio que volará alto y será grande, grande…”,serían sus célebres palabras.
El joven Haya se traslada a Lima para continuar sus estudios de jurisprudencia y ciencias políticas. Es elegido presidente de la Federación de Estudiantes del Perú, viaja por el interior del país. Como líder, Haya agita las banderas de la reforma universitaria, impulsa la creación de universidades populares (de educación obrera) denominadas Gonzales Prada y se aboca a comprometer al estudiantado con las luchas obreras, edita la revista CLARIDAD con el insigne José Carlos Mariátegui. En octubre de 1923 es apresado y deportado, no pudo regresar al Perú hasta 1931. Viaja por gran parte de América Latina: México, Argentina, Chile, Nicaragua, Cuba, Panamá, El Salvador y luego parte a Europa. El siete de mayo de 1924 Haya entrega la bandera indoamericana. Este es el punto de partida para la formación del APRA, Alianza Popular Revolucionaria Americana.
Más tarde tras haber trabajado al lado de José Vasconcelos viaja a Europa. Visita Rusia para estudiar de cerca su revolución, luego a Suiza, Italia y Francia. En 1925 es estudiante en The London School of economics y después en Oxford en Inglaterra. En 1926 J.C. Mariátegui funda la revista AMAUTA, en la cual Haya escribe importantes artículos de la doctrina que el denominó aprismo.
Entre 1954 y 1961 Haya de la Torre viaja extensamente por América, Asia y Europa. Escribe intensamente, participa en conferencias internacionales, dicta charlas en universidades. Es declarado huésped de honor por los gobiernos de México, Uruguay, Puerto Rico, Yugoslavia, Islandia, India, Israel, entre otros. Se interesa mucho por el cooperativismo nórdico, la industrialización de Taiwán, los kibbutz de Israel, el no-alineamiento de Nehru y la formación de la entonces Comunidad Económica Europea. Sus libros Mensaje de la Europa Nórdica, Toynbee Frente a los Panoramas de la Historia y 30 Años de Aprismo, reflejan el enriquecimiento ideológico alcanzado entonces. En 1962, se postula a la presidencia del Perú, queda en segundo lugar detrás de Fernando Belaúnde Terry, pero al no tener la mayoría necesaria, el congreso debería elegir al nuevo presidente entre los dos. Había ganado consenso la convicción de un fraude electoral. El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas exigió al Jurado Nacional de Elecciones que anulara los comicios, pero éste se negó, en respuesta los militares tomaron el poder y se convocó a nuevas elecciones para 1963, donde vencería Belaúnde, quien a su vez, sería derrocado por el General Juan Velasco Alvarado en 1968. Entre 1965 y 1978 Haya sale del país sólo en dos ocasiones, ambas rumbo a Venezuela. En 1976 como invitado de honor a la cita de partidos políticos de Europa y América latina. La segunda en 1977 para recibir la máxima condecoración de la nación otorgada por el entonces presidente constitucional de Venezuela.
En enero de 1979 su salud decae notablemente. Es obligado a permanecer en su vivienda de Villa Mercedes (hoy convertido en museo). Firmó la nueva Carta Magna el 12 de Julio. Falleció el 2 de agosto de 1979. Su cuerpo fue conducido por una conmovedora procesión de peruanos en llanto, a lo largo de 560 kilómetros de trayecto desde Lima hasta su Trujillo natal. Allí fueron sepultados sus restos en una tumba en cuya losa custodiada por una enorme piedra en forma de cóndor en vuelo- se lee ” Aquí yace la luz”.